header2

My B-Day at Our Cabaña / Mi Cumpleaños en Nuestra Cabaña

180317 Rachel
Rachel Maindonald / Jersey, Channel Islands
I love Birthdays. My 21st was spent Paragliding and Jet Boating in New Zealand, my 22nd I was at home and had all of the people I love together in one room, my 23rd was spent Kayaking with Dolphins in Australia so of course I was excited to see what a my 24th in Mexico would be like.
I woke up early to call my family and to take a swim in the lovely pool here at Our Cabana. When I arrived to the office, the programmed staff where singing and had made me a cake. The cake was awesome; they had even put melon balls on it as I melon for breakfast every day. Cake for breakfast is a good way for me to start the day, after three slices I was ready to get to work.
We spent the day preparing for the Dream Catcher Camp which started the day after my birthday. After a delicious lunch it was time for my second cake, this time all of the staff sang to me and I got to wear the special Nustra Cabana birthday hat. After a couple of slices of cake, I went to thank the lovely ladies in the kitchen and they all gave me lots of birthday hugs.
Once we had finished preparing for the event I spent some time rolling down the hill and doing rolly pollys with Nahiara and Amelia.
I was so thankful for the staff who kept me smiling on my birthday. I realized how well they know me (all my prezzies where purple!) and a homemade card with my favourite animal (the Quakka). I especially appreciated it as my post has not yet arrived from home.
In the evening I went out for a lovely dinner with some friends, the restaurant was on a rooftop and had a stunning view of Cuernavaca at night.  It was great to be out under the huge moon and stars.
 
  Me encantan los cumpleaños. En mi cumpleaños 21, hice parapente y Jet Boating en Nueva Zelanda, cuando cumplí 22, estaba en casa y tuve a todas las personas que amo juntas en una sola habitación, en mi cumpleaños 23 hice kayak con delfines en Australia, así que por supuesto estaba muy emocionada por saber como sería mi cumpleaños número 24 en México. Me levanté temprano para llamar a mi familia y darme un chapuzón en la hermosa piscina de Nuestra Cabaña. Cuando llegué a la oficina, el equipo de programa me sorprendió con un pastel y me cantaron "las mañanitas". El pastel fue increíble; incluso pusieron unas bolas de melón, (yo desayuno melón todos los días). Pastel para el desayuno es la mejor forma de comenzar el día, después de tres rebanadas estaba lista para ir a trabajar. Pasamos el día preparándonos para el campamento "Los atrapa sueños", que comenzaba al día siguiente. Después de un delicioso almuerzo, llegó la hora de mi segundo pastel, esta vez todo el personal me cantó y me pusieron el sombrero especial de cumpleaños de Nuestra Cabana. Después de un par de rebanadas de pastel, fui a agradecer a las hermosas damas de la cocina y todas me dieron muchos abrazos de cumpleaños. Una vez que terminamos de preparar todo lo del evento del día siguiente, pasé un tiempo rodando colina abajo y haciendo marometas con Nahiara y Amelia. Estaba muy agradecida con todo el personal que me mantuvo sonriendo todo el día. Me di cuenta de lo bien que me conocen (todos sus regalos eran morados) y me hicieron una hermosa tarjeta con mi animal favorito (el Quokka un pequeño marsupial). Lo aprecié mucho pues el paquete que habían enviado desde casa aún no había llegado. En la noche salí a cenar con algunos amigos, el restaurante estaba en la azotea y tenía una vista impresionante de Cuernavaca por la noche. Fue genial estar bajo la gran luna y las estrellas.