How I travelled to Our Cabaña / Como llegué a Nuestra Cabaña

kerry IMG_2383 Kerry Morgan - UK When I found out I was going to be a volunteer I was wondering how I would get to Our Cabaña from the airport but the Our Cabaña staff sent me a leaflet with instructions on how to travel there. I landed in Mexico City airport at 5am, then after passing through security, I followed the detailed instructions provided in the leaflet which allowed me to easily find the bus station. It was quick and simple to buy a bus ticket and I was on a bus to Cuernavaca within 10 minutes. The bus journey was great! Someone helped me to load my suitcase underneath the bus and I was provided with complimentary water and a snack bar like I was on a plane! The seats were extremely comfortable, they extended back and had headrests, so of course I ended up falling asleep…! After two hours I arrived at the bus station in Cuernavaca where one of the staff from Our Cabaña was there to greet me and we travelled by a direct taxi which only took around five minutes. Overall my journey was very smooth and easy, because in spite of the fact that I was in a new city, the public transport was very easy to use and I felt safe at all times especially thanks to the helpfulness of the staff and the clear directions they gave me.
  SPANISH VERSION Cuando me enteré de que iba a ser voluntaria, me preguntaba cómo iba a llegar a Nuestra Cabaña desde el aeropuerto cuando llegara a México, pero el staff de Nuestra Cabaña me envió un folleto con instrucciones de como viajar allá. Aterricé en el aeropuerto de la Ciudad de México a las cinco de la mañana, así que, después de pasar por la seguridad, seguí las instrucciones provistas en el folleto que me ayudaron a encontrar la estación de autobuses fácilmente. Fue rápido y sencillo comprar el boleto y estuve en un autobús hacia Cuernavaca en tan sólo 10 minutos. ¡El viaje en autobús fue genial! Alguien me ayudó a colocar mi maleta debajo del autobús y me obsequiaron agua y una barra de granola ¡como si estuviera en un avión! Los asientos eran súper cómodos, se reclinaban y tenían apoyacabezas asi que ¡obviamente me quedé dormida…! Después de dos horas de viaje llegué a la estación de autobuses en Cuernavaca donde ya estaba alguien del staff de Nuestra Cabaña para recibirme y tomamos un taxi que sólo tardó más o menos cinco minutos en llegar al Centro Mundial. En general, mi viaje fue muy tranquilo y fácil, porque a pesar de estar en una ciudad nueva, el transporte público fue muy fácil de usar y me sentí segura todo el tiempo, especialmente gracias a la amabilidad del staff y a las claras indicaciones que me dieron.